Reconocimientos Terapéuticos

OMS

Reiki es una práctica terapéutica complementaria reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde el año 2000, ya que NO trata de reemplazar a los tratamientos convencionales, sino de complementarlos para minimizar los efectos secundarios que puedan presentarse, así como las situaciones emocionales, mentales y espirituales provocadas por la misma enfermedad o su diagnóstico.

 

Imagen-nccam

Está definida por el NCCAM (Centro Nacional de Medicina Alternativa y Complementaria de EE.UU.) como Terapia Energética, y más concretamente como una terapia del biocampo, ya que se concentra en la interactuación de los distintos niveles de energía del cuerpo.

 

Ministerio_de_Sanidad_Servicios_Sociales_e_Igualdad

El Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad de España, en su documento/informe de análisis de la situación de las terapias naturales dice al respecto: “es un método de transferencia de energía para facilitar el bienestar físico, emocional y espiritual de las personas, reequilibrando a todos los niveles. Es una aproximación a la auto-curación natural. Utiliza el concepto de energía vital universal (Reiki) que, adecuadamente dirigida por un profesional, ya sea a distancia o colocando sus manos sobre una persona o cerca de ésta, tiene como objetivo mejorar el espíritu y, en consecuencia, el cuerpo. Las manos del terapeuta pueden transmitir energía vital al paciente con el fin de tratar problemas mentales y emocionales, así como paliar o eliminar síntomas, molestias, y curar enfermedades agudas o crónicas.”

Otra clasificación la encuadra dentro de las terapias de toque, así denominadas porque se cree que se toca el campo de energía, efecto que ocurre por la aplicación de energía para restaurar, activar y equilibrar los trastornos de los campos de energía mediante técnicas manuales o no.

opimec1

También se ha englobado dentro de la Medicina Integrativa (MI) que se ocupa del cuerpo, la mente y el espíritu de la persona de forma holística (total e integral), animándola a colaborar en su tratamiento y fortaleciendo su capacidad de curación/auto-curación, mediante la combinación entre la Medicina Convencional y la Medicina Tradicional Alternativa y Complementaria (MTAC).

Según el Consorcio de Centros Académicos de Salud para la Medicina Integrativa (CAHCIM), los principios básicos de la MI son:

  • Reafirmar la importancia de la relación entre profesionales de salud y pacientes.
  • Fomentar la atención centrada en el paciente, capacitando a los pacientes para que colaboren en su tratamiento.
  • Se concentra en la persona como un ser completo: cuerpo, mente y espíritu.
  • Usar terapias (convencionales y de MTAC) basadas en la evidencia para dar apoyo y lograr una salud y curación óptimas.

Siempre hacemos un tratamiento a medida para cada paciente con la intención de sanar la causa y el efecto de su dolencia, con el fin de conseguir los resultados más óptimos.