Preguntas frecuentes

¿Es  Reiki una religión?

No es una religión, ni obedece a los postulados de religión alguna, es un sistema de sanación y crecimiento personal que utilizan personas de cualquier religión o pensamiento.

¿Puedo recibir Reiki si estoy actualmente con otros tratamientos?

Por supuesto que sí, Reiki no interfiere en los demás tratamientos, al revés, los potencia y hace que funcionen mejor. Un ejemplo claro son las esencias florales, si se toman simultáneamente con Reiki los resultados son más positivos.

¿ A partir de cuantas sesiones podré descubrir sus beneficios?

La primera que vez que recibes Reiki ya puedes experimentar sensaciones positivas, no obstante si se quiere tratar algún problema o enfermedad es necesario una continuidad. Se aconseja que las primera cuatros sesiones sean en un período corto de tiempo, después dependiendo del caso es suficiente con un tratamiento cada semana o quince días.

¿Qué me aportará el curso del primer nivel de Reiki?

Con el primer nivel presencial u online ya te iniciamos para que puedas darte autoreiki y también Reiki a los demás. A nivel personal, si prácticas posteriormente contigo de forma regular, te sentirás más tranquilo, optimista y seguro.

¿Funciona el Reiki aunque no crea en ello?

No es necesario creer en su efectividad, lo bueno de Reiki es que no influyen para nada las creencias de las personas. Reiki actúa de forma independiente a tu manera de pensar, puesto que es una energía, pura y simple.

¿Reiki cura todas las enfermedades?

Como en todo tipo de tratamientos, hay casos en los que la persona tienen una leve o moderada mejoría y otros casos en los que la persona se sana completamente. No obstante en todos los casos se aprende a ver las situaciones de una forma más positiva, de tal forma que incluso sin desaparecer la dolencia se puede vivir de forma plena y feliz.

¿Está Reiki reconocido de forma oficial?

Desde el año 2000 Reiki ha sido reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una terapia complementaria de sanación. Desde hace tiempo se está utilizando en el Hospital 12 de Octubre y en el Ramón y Cajal de Madrid, y en el Hospital de la Vall d’Hebrón de Barcelona.

Siempre hacemos un tratamiento a medida para cada paciente con la intención de sanar la causa y el efecto de su dolencia, con el fin de conseguir los resultados más óptimos.