El masaje con piedras calientes o terapia geotermal combina el masaje terapéutico tradicional con la aplicación sobre la piel de piedras a distintas temperaturas, para facilitar que fluya la energía vital y aliviar así trastornos físicos y emocionales.

Aunque se haya puesto de moda desde hace unos años, el origen de la conocida terapia geotermal o stone therapy se halla en una antigua técnica de masaje oriental inspirada en las disciplinas que, como el reiki, describen que en nuestro cuerpo existen siete centros energéticos llamados ‘chakras’, a través de los cuales fluye la energía del universo (Rei) y la vital (Ki) de cada persona.

No obstante, este tipo de terapia no es exclusiva de oriente. También era utilizada por los nativos de Australia y América que, mediante saunas, combinaban el uso de las piedras con el de plantas aromáticas.

Según estas disciplinas, si padecemos alguna enfermedad o malestar es debido a que la energía no circula por nuestro organismo de forma correcta, y esto suele estar producido por el bloqueo o mal funcionamiento de alguno de los chakras.

La terapia geotermal permite combinar el masaje terapéutico junto con el uso de las piedras frías y calientes –ubicando éstas en los puntos en los que se encuentran dichos centros energéticos–, consiguiendo así que la energía fluya adecuadamente y, por consiguiente, aliviando nuestro malestar. Cabe destacar que muchas de las piedras empleadas son de origen volcánico con lo que, además de mejorar el flujo de nuestra propia energía, nuestro organismo recibirá energía procedente de la tierra (Rei).

Este tipo de terapia está especialmente recomendada en aquellos casos de problemas nerviosos como el estrés, la ansiedad o el insomnio, para los problemas circulatorios, y para aliviar los dolores musculares y articulares, así como en los tratamientos de belleza.

masaje-geotermal

Propiedades del masaje geotermal

 

Siempre hacemos un tratamiento a medida para cada paciente con la intención de sanar la causa y el efecto de su dolencia, con el fin de conseguir los resultados más óptimos.