El masaje deportivo se diferencia del terapéutico en que se circunscribe dentro de la práctica deportiva, tanto a nivel de entrenamiento como de competición (tanto previa como posterior). Su objetivo es mantener en forma al deportista, preparar la actividad física, eliminar toxinas y aportar relajación tras la actividad deportiva tensa, para evitar espasmos musculares y recuperarlo de dolencias y lesiones comunes en el deporte como tendinitis, esguinces, sobrecargas, etc.

Masaje Deportivo
Masaje Deportivo

Las características básicas del masaje deportivo son:

  • Efecto analgésico.
  • Prevención de lesiones de partes blandas (músculos, tendones, fascias y bursas).
  • Estimula la circulación sanguínea y linfática.
  • Elimina toxinas y sustancias de desecho metabólico.
  • Retrasa la aparición de fatiga muscular.
  • Evita la formación de adherencias y las elimina una vez formadas.
  • Ayuda a la realineación de las fibras musculares tras una lesión.

Artículos interesantes relacionados con masajes:

¿Cuándo necesitas un masaje?

Nuestras emociones se ocultan en la espalda.

Siempre hacemos un tratamiento a medida para cada paciente con la intención de sanar la causa y el efecto de su dolencia, con el fin de conseguir los resultados más óptimos.